La 1° Muestra Federal de Cine Comunitario y Documental Social sigue su paso por Misiones.
Caía el sol en Jardín América cuando los vecinos comenzaron a acercarse al Centro Integral Comunitario, donde el cine móvil del INCAA había preparado el salón para que todos pudieran disfrutar de una pantalla alternativa al baile del caño y las películas más comerciales.
Unas 100 personas, entre niños y adultos, concurrieron con la curiosidad pintada en el semblante a ver de qué se trataba la Muestra Federal de Cine Comunitario.
Para su sorpresa, la proyección comenzó con imágenes de su propio barrio: media hora antes del inicio, los organizadores de la Muestra , con Gabriela Ayala a la cabeza, habían recorrido las calles de tierra, convocando… y filmando. Así, con el poder de una pequeña camarita los vecinos y vecinas de Capilla 2 pudieron reconocer sus rostros y casas en la pantalla, para deleite de los adultos y la risa de los chicos.
Le siguió “La plaza de la resistencia”, trabajo realizado por los estudiantes del Polimodal 17, que muestra la lucha que llevan hoy los tareferos, productores de yerba y los vecinos del El Brete.

Luego, otro cortometraje con Jardín América como protagonista: las Jornadas Solidarias de julio de este año que emprendió el Movimiento Barrios de Pie (el corto lo hizo el área de comunicación de esa organización social).
Más tarde, y para viajar a otra provincia y otras costumbres sin desplazarse, los vecinos disfrutaron de “Toro es” (Bacalini y Ezzaoui, elzocalo). Con la excusa de narrar las toreadas en el pueblo de Casabindo, Jujuy, pudieron verse paisajes, gente y cantos nada habituales para los misioneros. Tanta fue la atención que hasta los chicos, que andaban medio revoltosos, hicieron un esfuerzo de concentración para captar un acento diferente al suyo, y ver que en Argentina hay muchos y distintos argentinos…
Siguiendo el viaje imaginario al que nos lleva la magia del cine, los “capillinos” se encontraron en Chacarita, Buenos Aires, donde los afectados de Yacyretá se instalaron para efectuar un reclamo al EBY. El trabajo, “La casa del afectado” (Nicolás Amadio, Chisperos del Sur) ganó este año el certamen al mejor cortometraje en el Festival Oberá en Cortos.
Ya cerca de las 22 hs., y con la responsabilidad de darles de cenar a sus hijos, los vecinos se fueron despidiendo, con las ganas de que se vuelva a repetir esta experiencia.